La Partida

Isleño, creciste en una isla rodeada de fortunas verdes y grandeza natural, ¿Hacia donde te diriges? ¿Por qué partes de tu ambiente natal, de la que te dio tu niñez y te ofreció su carisma? Estas pregunta abarcan una serie de decisiones en cadena que masas de puertorriqueños se hicieron y que muchos todavía añoran con reivindicar.

Siete años atrás tomé la decision de irme de Puerto Rico, de partir a un lugar próspero en donde hubiesen oportunidades de crecimiento profesional. Un lugar que me brindara la oportunidad de ser libre y sentirme libre. San Francisco, California, mi primer boleto de ida sin regreso. Ciudad llena de oportunidades y diversidad, algo que mi isla no me ofrecía. Viví momentos difíciles de transición cultural, experiencias a la cual toda persona que atraviesa el camino de la incertidumbre se enfrenta. Oportunidades no faltaron allí, crecimiento personal fue algo natural al conocer la diversidad de culturas y la exposición a los problemas globales a los que la humanidad se enfrenta.

Una vez uno brinca el charco, desarrolla un lente polarizador. Se transforma la perspectiva, la habilidad de comparar una cosa con la otra. Entonces comienza el proceso de desarrollo de identidad. Para entender identidad hay que reconocer que el ambiente en que una especie se desarrolla influye en el desarrollo de la especie. Dicho esto la pregunta evoluciona, ¿cómo entonces afecta la falta del ambiente y calor isleño a la identidad Boricua? ¿Habrá alguna correlación? No lo sé. Hay preguntas que solo el tiempo tiene las respuestas pero la experiencia es la mejor maestra. Mi experiencia me dicta que el pertenecer al mundo solo incrementa la identidad civil de cada individuo. El entendimiento de que todo tienes sus vicisitudes, que hay momentos en los cuales uno se siente orgulloso de ser Boricua y hay otros que hacen difícil el sentirse orgulloso, ayuda a reconocer este hecho.

Puerto Rico, San Francisco, Costa Rica, Alemania, Tanzania y Portland han sido mi hogar. Llevo conmigo cada una de sus energías y experiencias pero solo uno lleva mi bandera. El conocimiento adquirido me ha ayudado a entender mejor el mundo físico en que vivimos y a aceptar que vivo orgulloso de ser un colonizado con el anhelo de ser liberado; eso fue lo que me tocó vivir.

Gerardo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s